Layabouts – The Last 3 Lines

Concierto en la sala El Sol de Madrid, el viernes 29 de octubre de 2010.

Este viernes, en mi ronda habitual de conciertos, le ha tocado el turno a los madrileños “Layabouts” y los barceloneses “The Last 3 Lines”, responsables ambos de la descarga de adrenalina que se vivió anoche en la sala “El Sol” de Madrid.

The Last 3 Lines

Comencemos por los teloneros (aunque, después de verles actuar, soy reacio a considerarles como tales. Es más, ojeando por ahí me he dado cuenta de que, aunque en mi entrada figuren como “+Artista Invitado”, en su concierto en la sala “Sidecar” de Barcelona son ellos quienes aparecen como cabeza de cartel y “Layabouts” como teloneros; curioso ejemplo de simbiosis). “The Last 3 Lines” es un sexteto de Barcelona que, a primera vista, podría parecer un cruce entre “Uriah Heep” (la comparación, motivada por el aspecto de algunos de sus componentes, viene sugerida porque los británicos también actúan esta semana en la capital; aunque me parece que, en este caso, no voy a poder verles; es más: bien pensado, no se parecen a “Uriah Heep”; así que lo retiro; lo pongo porque me parecía original; ahora me lo replanteo; es más, me arrepiento; olviden lo dicho), “Kasabian”, “Primal Scream” (esta comparación es redundante: aunque ambos grupos me encanten, y a estos últimos vaya a verles dentro de un par de semanas [ya haré la crítica en su momento], aquellos han llegado a un grado de “imitación” de éstos que, a una primera escucha, ya resultan difíciles de distinguir), los australianos “The Temper Trap” y los bilbaínos “We Are Standard”. Este concierto forma parte de la puesta de largo de su segundo trabajo tras el impresionante “You Are a Deep Forest” (parace ser que de “Forest” y “Woods” iba la cosa esta noche), el EP “Crows”; tres temas y una remezcla que dan muchísimo de sí.

Rockeros, electrónicos, progresivos, geniales… La sorpresa de la noche. La sensación ha sido semejante a cuando, hace unos años, ví a “Ratatat” (por aquel entonces, unos completos desconocidos) teloneando a “Super Furry Animals” en la Joy Eslava. La sensación, de ser los “SPA”, era la de “yo, después de esos, no salgo ni de coña. Si queréis vuelvo mañana y toco, pero ¡joder! ¡Es que han dejado el listón demasiado alto!”.

Guitarras impresionantes, melodías pegadizas de largo desarrollo, combinando los momentos de rock espídico con pasajes hipnónicos; un bajo ultragrave, en la mejor línea de “New Order” o “Placebo” (grupo al que telonearon en su reciente, y [¡arghh!] excesivamente breve gira española); atmósferas y fondos de teclados que rellenan y envuelven unas percusiones contundentes, marcando un ritmo acelerado. Letras con mordiente y una voz que recuerda a los de Glasgow, antes mencionados.  Contundencia rockera y ritmos bailables para un grupo carismático sobre el escenario y notablemente simpáticos cuando estuve hablando con ellos tras el concierto.

The Last 3 Lines (Sala El Sol, 29-10-2010)

Layabouts (caracterizados para el videoclip de "Corrupted Scene Behind The Stage")

Una pena que los “Layabouts”, grupo con un sonido propio y adrenalítico como pocos en el panorama nacional (se me ocurren, aparte de los citados “Standard”, “Mendetz”, “De Vito”, “Delorean” o “Catpeople” [estos últimos, por momentos], entre otros) no estuviesen en esta ocasión a la altura de la impresionante atmósfera sonora, melodías imponentes y ritmos acelerados de sus dos LPs. Sin sonar como en ocasiones anteriores, el cuarteto madrileño no defraudó, pero nos dejó a todos “un tanto a medias”. “…And They Run Into The Woods”, su segundo trabajo, a cuya gira de presentación correspondía este concierto, es un disco sobresaliente del primer al último tema. Probablemente uno de los mejores trabajos de 2009. Siendo así, el concierto prometía. Pero no pudo ser. Con una guitarras y un bajo excesivamente (y valga el chiste) “bajos” de volumen (algo más de presencia se habría agradecido), y sin unos teclados que, en sus discos, les confieren un sonido particular que no lograron reproducir en directo, su interpretación ganó enteros en los momentos de esquizofrenia “punkoide”, poniendo al público a saltar (alguno incluso terminó volando y pasando por encima de las cabezas de la gente. Tal cual. Bueno…: con ayuda de propios y extraños, que contribuyeron a mantenerlo a dicha altura), los ¿bises? ¿segunda parte del concierto? fue el momento en que más brillaron y lograron aproximarse al sonido que ha hecho de ellos una de las mejores bandas de la escena nacional.

Excesivamente rockeros para lo que algunos íbamos dispuestos, convencieron, pero no asombraron. Sensación acrecentada por la espectativas puestas en la ocasión y por la ya citada explicación de por qué los “Super Furry Animals” me han gustado más en otras ocasiones. Aunque, seguramente, no se corresponda con la realidad de una interpretación entregada, en la que Javi, Víctor, Rober y Jon dieron todo de sí sobre el escenario, animando al público a participar de los temas, brincando al tiempo que hacian brincar, y concluyendo con una de sus particulares versiones (en este caso, de los “Ramones”) y el mayor reparto de púas entre el público que he visto en un concierto desde “Mogwai”.

Layabouts

Sesión doble de rock electrónico y “garagero” que, al menos a mí, me vuelve a demostrar (o, dicho de otro modo: me corrobora) dos cosas que “ya venía yo con ellas en la cabeza desde hace un tiempo” A) Que por la sala Sol pasan cada día mejores grupos. ¡Yo no sé cómo se las apañan! Porque Madrid está lleno de garitos míticos con un programación “a-c-o-j-o-n-a-n-t-e” (por mucho que digan; el que no encuentra es porque no se ha molestado en buscar). ¡Pero que mantengan una calidad constante de este nivel, y desde hace tanto…! Y B) Que los grupos de rock electrónico, acelerado, hipertenso, desquiciado, repito lo de espídico y adrenaítico… que de un tiempo a esta parte han proliferado en nuestro país (y que suenan como Dios) se disfrutan mucho más en salas pequeñas (¡ahí! “Pegao” al grupo; con buen sonido y buena visión) que en enormes macrofestivales. Aunque eso no quita para que a estos grupos pronto les veamos llenando pabellones. Y, si no, al tiempo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conciertos, Música y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s