Nudozurdo – La Débil

Concierto celebrado en la Sala Rock Kitchen de Madrid, el jueves 9 de junio de 2011.

Lucha Perro (2010)

Definitivamente, tengo que dedicarle un artículo a los grupos de rock progresivo y de rock, digamos, “oscurete” que están surgiendo en Madrid en los últimos años y de los que los madrileño-toledano-burgaleses “La Débil” son uno de los más notabilísimos exponentes.

Ya he comentado en muchos artículos mi fijación con el rock progresivo, desde el “krautrock”, rock sinfónico alemán de los años sesenta y setenta, que nos dejó grupos esenciales como Can, Neu!, Kraftwerk, Tangerine Dream, Ashra Tempel, Faust, Popol Vuh, La Dusseldorf, Cluster, Harmonia…, aunque luego cada uno siguiese su propio camino (en casi todos los casos, abriendo brecha y creando géneros y estilos tan diversos como el tecno, el ambient, el hardcore, el noise…) hasta su versión “banda sonora” actual (Godspeed You! Black Emperor, A Silver Mount Zion, Sigur Rós, Múm, Mogwai, Efterklang, Standstill, Mono, Ratatat…), pasando por inclasificables, herederos en muchos casos de la música industrial, como Einstürzende Neubauten, Throbbing Gristle, SPK, Cabaret Voltaire, Frontline Assembly, The Fall, etc.

¿Y a qué viene semejante enumeración (aparte de al puro fanatismo desde que era un crío)? Pues a que un poco de todos ellos es lo que ha configurado esta particularísima formación que es La Débil. Rock progresivo que, lejos de quedarse en un pastiche de influencias extranjeras, ha logrado conformar una propuesta propia originalísima, conjugando aquellas con la tradición castellana (que de un grupo pueda decirse que está a medio camino entre Can, el “punk” más bestia y un libro de Delibes, tiene mérito).

La Débil (Foto: Oscar Carreño - http://www.flickr.com/photos/drumkit)

Brutales, pero sobrios y cabales a la vez (aunque, quien estuviese en el concierto y les viese machacar con furia los dos juegos de batería y percusiones, torso al aire, mientras se ensañaban con las cuerdas de las guitarras, todo ello de una forma tan asilvestrada como pocas veces se ve sobre un escenario, se preguntará: “¿pero qué está diciendo?”), lograron que en la sala se respirase un ambiente salvaje, pero sin renunciar a una cierta estilización y una cuidada puesta en escena. Inquietantes samples, ritmos industriales, percusiones contundentes (¡y cómo!), atmósferas sombrías y unas letras que se te clavan como cuchillos (momentazo el tema a capella, recitando una poesía desgarradora, que hizo enmudecer a toda la sala y que mereció una sonada y merecidísima ovación).

Estaría tentado de dejarme llevar por su llamativa propuesta instrumental y no fijarme en sus trabajadísimas letras, de lo más sobrecogedor que se pueda escuchar: poesía áspera y desasosegante, que fusionan magistralmente con la música industrial y con un aire primario y tribal que confiere a su directo una fuerza inusitada.

La Débil (Foto: Oscar Carreño - http://www.flickr.com/photos/drumkit)

Si Lucha Perro ya demostraba los derroteros que seguían estos muchachos, en esta ocasión presentaron varios temas que denotan nuevas facetas por las que transitan, amalgamando estilos varios, pero dotándolos de su personal sello. De lo más recomendable entre lo recomendable (aunque no aptos para oídos sensibles).

(Nota: si alguien sabe de dónde están extraídos los “samples” de “Caso #1” y “Caso #2”, este último aparecido también en “Canción Bomba”, de Ornamento y Delito, por favor, que me lo diga, porque no viene en el libreto del disco. ¿De dónde saca la gente estas cosas? ¡No tienen precio!).

Nudozurdo (Foto: Oscar Carreño - http://www.flickr.com/photos/drumkit)

Respecto a Nudozurdo, podría remitirme al artículo que escribí en su momento, sobre el concierto de presentación de Tara, Motor, Hembra, en la Sala Caracol, hace un par de meses. Pero lo cierto es que cada actuación de Leopoldo Mateos y compañía es única y completamente diferente de la anterior. La sensación de extrañeza que provoca ver versionadas de forma constante y, en muchas ocasiones, con estilos diametralmente opuestos, los temas de sus dos últimos trabajos (el citado y el memorable Sintética), hace que se forme un nudo en la garganta. Aún recuerdo la versión acelerada y espídica de “El Hijo de Dios” en la Caracol.

Abrieron fuego con “Viaja Hacia Mí”, para alternar después entre sus tres trabajos, con predominio, a partes iguales de Sintética y Tara, Motor, Hembra (a mi juicio, mejores en los temas de aquel, pero igualmente notables en “Golden Gotelé”, “Dosis Modernas” o “Prometo Hacerte Daño”). Abandonando su parte más electrónica y “primalscreamera”, nos dejaron una memorable “El Hijo de Dios” (ahora sí, como el susodicho manda), “Ha Sido Divertido” o “Ganar o Perder”, para concluir con una versión, esta sí más “sintética”, de “Mil Espejos”.

Leo y Meta, de Nudozurdo (Foto: Oscar Carreño - http://www.flickr.com/photos/drumkit)

La forma en la que Leo se desgañita tocando y, sobre todo, cantando (esa forma deseperanzada y angustiosa de interpretar “Dentro de Él”), le llega a ocasionar algún que otro problema: casi al final del concierto se lesionó una mano y continuó tocando la guitarra en “Negativo” a pesar del evidente dolor que padecía.

Pero es que esto es lo que merece la pena. Cada concierto, una sorpresa. A veces para bien, a veces para mal, pero con una evolución constante que les lleva a explorar nuevas posibilidades sonoras y a que su público no tenga la sensación de estar repitiendo en un concierto ya visto.

Nudozurdo

Edición revisada el 10-09-2011

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conciertos, Música y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s